Visualizamos nuestro colegio como un lugar en el que todos pueden aprender; donde se fusionan el humanismo, las artes y las ciencias para potenciar y desarrollar integralmente a las personas. Es, también un lugar de búsqueda constante e implementación de estrategias que conduzcan al logro de aprendizajes significativos respetando las diferencias individuales de las personas. De esta forma se despierta la conciencia del estudiante que le lleva a valorar el aprendizaje como herramienta fundamental de su crecimiento personal, social y espiritual. La tarea educativa del colegio involucra el núcleo familiar de los alumnos, haciendo partícipe a la comunidad toda en el proceso de formación de los estudiantes en pos del florecimiento global de la nación y del cuidado amoroso de la naturaleza.